Higiene Ambiental

Módulo No. 3


Higiene Ambiental en la Manipulación de Alimentos Contenido

1. Higiene Ambiental e Inocuidad de los Alimentos
2. Contaminación de los alimentos
3. Microorganismos
3.1 Agua
3.2 Temperatura
3.3 Oxígeno
3.4 Acidez del medio
3.5 Composición química y nutricional del medio
4. Buenas prácticas de higiene en la industria alimentaria
5. Mantener la Higiene de los Alimentos
6. Características del ambiente para la preparación y venta de los alimentos
7. Residuos
8. Plagas
9. Animales domésticos

Introducción al módulo 3

En el Módulo No. 3 "Higiene ambiental en la manipulación de alimentos" tendrás la oportunidad identificar las prácticas relacionadas con la higiene ambiental, durante los diferentes procesos implicados en la manipulación de los alimentos.
Durante el desarrollo del módulo estudiarás la relación entre higiene ambiental e inocuidad de los alimentos, la contaminación de los alimentos, los microorganismos y los factores determinantes para su aparición como: el agua, la temperatura, el oxígeno, la acidez del medio y la composición química y nutricional del medio. Asimismo, estudiarás las buenas prácticas de higiene en la industria alimentaria, la formas de mantener la higiene de los alimentos, características del ambiente para la preparación y venta de los alimentos, los residuos generados por la manipulación de alimentos, manejo de plagas y aspectos relacionados con la presencia de animales domésticos en lugares de preparación y venta de productos alimenticios.

Objetivos
- Identificar las causas de contaminación de los alimentos relacionadas con la higiene ambiental
- Distinguir los agentes biológicos, físicos y químicos que inciden en la contaminación de los alimentos
- Reconocer los factores determinantes para la aparición de los microorganismos.
- Señalar las buenas prácticas de higiene dentro la industria alimentaria.
- Listar las características de los lugares de almacenamiento, conservación, compra, abastecimiento y preparación de alimentos.
- Reconocer el tipo de residuos que se pueden generar durante la preparación de los alimentos y su manejo.
- Definir la importancia del control de plagas y animales domésticos.


1. Higiene Ambiental e Inocuidad de los Alimentos
La higiene ambiental es fundamental para garantizar la seguridad e inocuidad de los alimentos. Desde esta perspectiva, se debe impedir o reducir la contaminación de los alimentos por efecto de los microorganismos o parásitos  provenientes del agua, el aire, o animales como las moscas, los insectos y los roedores. La contaminación de los alimentos relacionada con la higiene ambiental, es evidente en:
2. Contaminación de los alimentos
La presencia de agentes físicos para el consumidor, puede traer diversos accidentes, desde dientes rotos o ahogamiento, hasta cortes e infecciones, etc. Asimismo, muchos agentes o sustancias químicas (metales pesados, aditivos químicos no autorizados, residuos de plaguicidas y productos veterinarios), introducidas intencional o accidentalmente en los alimentos de venta en la vía pública, resultan ser tóxicas. La ingestión de estas sustancias por medio de los alimentos, origina diversos problemas y afecciones como: alergias, anemias, hepatitis, tumores, etc.

3. Microorganismos
Los microorganismos o microbios están presentes en el ambiente y son los directos causantes de la contaminación de los alimentos. Los microorganismos hacen parte de los agentes biológicos que contaminan los alimentos. Con frecuencia se encuentran en el agua, el aire, el suelo y en las materias fecales presentes en estos elementos. Los factores determinantes para su aparición son: el agua, la temperatura, la presencia de oxígeno, la acidez y la composición química del medio.

Para reducir la contaminación microbiana, evita lavar la vajilla en un espacio insalubre, como: baños, cocinas sin una limpieza adecuada, etc. Después del lavado, enjuaga la vajilla sucesivamente bajo el chorro de agua potable o en dos recipientes con agua limpia. Se debe evitar lavar la vajilla con aguas estancadas por mucho tiempo o en lavaplatos con moho.


3.1 Agua
El agua constituye el ambiente propicio para el desarrollo de microbios o microorganismos. Los alimentos, según su tipo y su naturaleza, contienen una cantidad variable de agua, lo que los hace más o menos susceptibles al desarrollo de microorganismos contaminantes. Una forma común de contaminación de alimentos por el agua se observa en los lugares donde el riego de hortalizas y frutas se realiza con aguas servidas, también conocidas como aguas negras. Asimismo, con el fin de lograr un buen manejo del agua potable en los lugares de preparación y venta, ésta debe mantenerse en un recipiente grande con tapa. El agua para beber se saca con un tazón limpio o se tienen botellas selladas con agua.


3.2 Temperatura
Los microorganismos se clasifican en tres grupos, según las condiciones de temperatura necesaria para su desarrollo:
 a) Cuando temperatura es baja, es decir entre -7 y +10°C, se desarrollan microorganismos psicrófilos y psicrotrofos, los cuales pueden provocar alteraciones en los productos refrigerados, principalmente, las carnes rojas, carnes blancas, pescados y productos lácteos.
b) A temperatura ambiente o temperaturas medias, entre 20 y 40°C, se desarrollan los microorganismos mesófilos.
c) En temperaturas muy elevadas, entre 45 y 65°C, se desarrollan los microorganismos termófilos, los cuales tienen mayores posibilidades de sobrevivir después de un tratamiento de calor incompleto.
En muchos casos, la buena preparación y cocción de los alimentos permite controlar y reducir el número de microorganismos, dado que la mayor parte son destruidos por las temperaturas que sobrepasan los 70°C.
3.3 Oxigeno
La presencia o ausencia de oxígeno es también un factor de selección de microbios. Por lo general, en los alimentos se encuentra una mezcla de los tres tipos de microbios originados en presencia o ausencia de oxigeno, ellos son:
 Aerobios: son los microorganismos que requieren de oxígeno para poder multiplicarse. Entre ellos se encuentra el Bacillus.
 Anaerobios: aquellos microorganismos que no pueden desarrollarse en presencia de oxígeno, por ejemplo el Clostridium.
Facultativos: son los microorganismos capaces de desarrollarse en diversas situaciones de oxigenación.


3.5 Composición química y nutricional del medio La composición química de los alimentos es un factor poderoso de inhibición o de desarrollo para los microorganismos. Mientras más rico en nutrientes y en agua sea el alimento, más se favorece el crecimiento de microorganismos, y por ello más altos son los riesgos de alteración y contaminación de los alimentos.

Los microbios patógenos prefieren los alimentos ricos en nutrientes, sin embargo, muchos de ellos pueden desarrollarse en los alimentos pobres en nutrientes.

4. Buenas prácticas de higiene en la industria alimentaria

Las buenas prácticas de higiene en la industria alimentaria, incluyen una serie de  procedimientos que deben ser debidamente analizados y controlados, entre ellos se encuentran: el control de tiempos y temperaturas, microbiología, control de plagas y limpieza en general. Las buenas prácticas de higiene dentro la industria alimentaria comprende los siguientes aspectos:


  5. Mantener la Higiene de los Alimentos

 La higiene de los alimentos depende de la higiene y calidad de las materias primas y de los ingredientes, por lo tanto es fundamental saber ciertas características de su almacenamiento y conservación y lugar de compra y abastecimiento.
 Los operadores del sector de los alimentos, deben tener en cuenta la salubridad de los lugares de abastecimiento al momento de escoger a sus proveedores. Estos se deben ubicar en una instalación limpia.

 Es importante saber que los lugares deben estar lejos de las descargas públicas, los basurales, los baños públicos, los establos, botes de basura y de las depresiones de terreno que podrían contener aguas estancadas durante la temporada de lluvias.

Almacenamiento y conservación
Para almacenar y conservar bien los productos alimentarios y combatir los contaminantes, microbios y otros agentes de alteración, es indispensable respetar las buenas condiciones de higiene. Entre las condiciones de higiene para almacenar y conservar los alimentos, se encuentran:
a) Empaquetar bien los productos.
b) Guardar los productos en recipientes limpios que estén encima de las mesas o en estantes apropiados.
c) Proteger los productos con cubiertas o paños de plástico;
d) Mantener limpios los recintos en donde se ordenan los productos, y también las estanterías.
e) Destruir sistemáticamente todos los productos alterados.
f) Combatir los insectos y los roedores.
g) Cuidar la limpieza del personal que tiene acceso a las áreas de almacenamiento y/o conservación.
h) Las áreas de almacenamiento/conservación deben cumplir con las siguientes exigencias:
- Su limpieza debe hacerse fácilmente y en profundidad.
- La circulación del aire debe asegurarse fácilmente.
- Se deben proteger de las plagas.
- No se debe tolerar ningún animal doméstico en los lugares de almacenamiento.

Lugar de compra y abastecimiento

Los lugares de compra y abastecimiento de alimentos son numerosos y variados, entre ellos encontramos: campos, granjas, jardines familiares, mercados rurales o urbanos, carnicerías, desembarcaderos, tiendas, almacenes, entre otros.
Al momento de elegir con mayor certeza el mejor lugar de compra y abastecimiento de alimentos, se debe tener en cuenta su estado y como se mantiene, con el fin de determinar la seriedad del comerciante en cuanto a higiene de las materias primas.

Si los lugares de compra y abastecimiento de los alimentos están mal mantenidos, pueden contaminar una materia prima que sea de buena calidad en su origen. La seguridad en la higiene de los alimentos, depende de:

- Conocer el origen de los productos que están en los puestos, los almacenes o los lugares de almacenamiento.
- Informarse, si es posible, acerca de las condiciones de transporte y de entrega de los productos.
- Asegurarse de que los productos han sido objeto de una protección rigurosa contra todos los tipos de contaminantes y que se han mantenido al resguardo del sol y la intemperie.

6. Características del ambiente para la preparación y venta de los alimentos

Después de identificar algunas de las causas de la contaminación de los alimentos y de conocer las características de higiene para su almacenamiento y conservación, así como los criterios de selección de los lugares de compra y abastecimiento de los alimentos. Las características adecuadas que debe tener el espacio para la preparación, venta y consumo de los alimentos son:
7. Residuos
- Los alimentos se deben preparar en un lugar limpio y bien iluminado, resguardado del sol, polvo, lluvia y viento.
- El espacio debe ser seguro y organizado, por lo que se debe mantener los materiales de limpieza, como detergentes y desinfectantes, bien guardados y alejados del lugar donde se manipulan y prepararán alimentos.
- Es indispensable mantener la limpieza con agua y jabón y practicar el aseo diario del fregadero, las mesas, llaves de grifos, superficie de trabajo, así como de los pisos y las paredes.
- En un lugar alejado de todas las fuentes de contaminación como los residuos sólidos, los animales domésticos, los insectos, los roedores, etc.
- Los puntos de venta fijos o móviles deben estar situados en lugares donde haya un riesgo nulo o mínimo de contaminación por desechos, aguas residuales y otras sustancias dañinas o tóxicas. Si no se puede descartar por completo este riesgo, los alimentos puestos a la venta deben estar cubiertos y protegidos contra la contaminación.
 
Un residuo es cualquier desecho sólido o líquido que se produce tras la fabricación, transformación o utilización de bienes de consumo y que se abandona después de ser utilizado. Son muchos los tipos de residuos que se generan en una cocina normal, entre ellos se encuentran:
- Orgánicos como restos crudos y cocinados de alimentos.
- Papel de rollos de cocina, servilletas y manteles.
- Cartones de envases y embalajes de diversos productos, bandejas, posavasos.
- Vidrio proveniente de botellas, frascos, vajilla.
- Plásticos de diverso tipo como envases ligeros, cubertería, recipientes, embalajes y envoltorios.
- Detergentes y otros productos de limpieza
- Grasa y líquidos.
Es importante tomar medidas eficaces para evitar la contaminación de los alimentos y del ambiente. Por lo tanto todos los residuos deben ser  manipulados y eliminados a fin de evitar la contaminación de los alimentos, el agua y el entorno. En particular, se debe evitar que insectos, roedores, perros, gatos u otros animales tengan acceso a los desechos alimentarios. En el manejo de residuos se debe tener en cuenta:

- Colocar los residuos en recipientes de basura herméticos que tengan una cubierta, cuidando que no se desborden.
- Separar los residuos líquidos, como las aguas que ya se han usado, de los residuos sólidos.
- Los residuos líquidos (con la excepción de aceites y grasas) se deben verter en el alcantarillado y usar un dispositivo(un filtro, por ejemplo) que permita retener todos los sólidos.
- Las aguas con grasa se deben eliminar por medio de dispositivos adecuados tales como los recipientes para grasas.
- Los residuos sólidos se depositan en los cubos de basura cerrados que se vacían al menos una vez al día en el contenedor de basura públicos.
- Es importante saber que si no se vigilan los residuos, estos puede constituir un peligro para la salud de los consumidores. Además, representan una fuente importante de contaminación de los productos alimentarios, lugares de preparación y venta.



8. Plagas
Una plaga es todo organismo que ocasiona, transmite y propaga enfermedades, que come, contamina o inutiliza los alimentos o productos elaborados. Muchas plagas son vectores o vehículos de enfermedades transmitidas por los alimentos.Para combatir con éxito una plaga, se debe conocer al menos tres cosas de la ella:
a) Características: ¿Si es una plaga voladora o terrestre? ¿Si es roedor, insecto o ave?

b) Ciclo biológico: ¿Cómo y cuándo se reproduce?
c) Hábitos ¿Si es nocturna o diurna? ¿Dónde hace sus nidos? ¿De que se alimenta?



 El control de plagas está relacionado con la adopción y aplicación de buenas prácticas de higiene para evitar que se forme un ambiente propicio para ellas. Para reducir al mínimo los riesgos de invasiones deben tomarse medidas de descontaminación, inspección de materias primas y vigilancia. Se deben seguir las siguientes recomendaciones para evitar que entren y permanezcan las plagas cerca de los alimentos:


9. Animales domésticos
Los animales domésticos constituyen una de las fuentes de contaminación de los alimentos. Su presencia en los establecimientos en los que se preparan y venden alimentos, es prohibida. Debe tenerse en cuenta que los platos o los utensilios que usen los clientes, contengan o no productos o restos alimentarios, no deben en ningún caso lamerlos los animales domésticos como perros y gatos, etc. 

*En: http://www.rlc.fao.org/es/inocuidad/pdf/higiene.pdf Profundiza sobre los diferentes temas en el texto: Revisa el texto: Buenas prácticas de higiene en la preparación y venta de los alimentos en la vía pública en América Latina y el Caribe. FAO, 2009.

- Las buenas prácticas de higiene deben comenzar en los campos de cultivo y en los pabellones de crianza, en los cuales se debe asegurar la inocuidad de los alimentos.
- Se deben tomar medidas para evitar el ingreso de plagas al interior de la planta de alimentos para el consumo humano.
- Uno de los controles básicos en la industria de alimentos es el control de tiempos y temperaturas, errores en el control de estos parámetros son los motivos más frecuentes de enfermedades transmitidas por los alimentos en el mundo.
- Otro control básico corresponde a la microbiología, herramienta de gran ayuda para determinar la efectividad de las acciones en el proceso de obtención de alimentos inocuos.
- Un procedimiento de limpieza básico incluye primero el arrastre de suciedades, luego la aplicación de detergentes y finalmente se deben enjuagar las maquinas o superficies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada